sábado, 18 de enero de 2014

Las tarifas de datos en el roaming

Hay que ver cómo se pasan las distintas operadoras de telefonía móvil de todos los países, con el tráfico de datos en itinerancia, también conocido como roboming o roaming, según sean los clientes o las operadoras, quienes hablen de un mismo servicio. Y todas las operadoras son iguales: no te dicen lo que te van a cobrar por las llamadas. Lo ideal es lo que yo hago cuando salgo al extranjero, que me desvío todas las llamadas a mi buzón de voz y corto el tráfico de datos, comprándome en destino un móvil de prepago, desde donde devuelvo las llamadas y me conecto a Internet. A la vuelta, el móvil lo vendo en páginas de venta de móviles usados, donde recupero parte de lo que pagué por él. Me suele compensar.

Es curioso. Yo antes los móviles los atesoraba como si fueran la piedra filosoal, el bálsamo de Jericoh o el santo grial de no se qué, pero no los tiraba ni me desprendía de ellos, vaya que por cualquier motivo los necesitara más adelante. Y hacía como sigo haciendo y como muchas otras personas seguramente también hacen, el cambiar de móvil cada poco tiempo, buscando alguna nueva característica como si me fuera la vida en ello. A ese nivel nos han llevado los fabricantes de artículos tecnológicos en general y de telefonía móvil en particular, que cada poco tiempo necesitamos cambiar de móvil, o al menos eso nos hacen creer, ayudados por la mente de malvados publicistas.

A lo que iba, que lo mejor es no utilizar el móvil en el extranjero, y apañarse con una tarjetilla prepago de una operadora extranjera. Así la factura no se dispara, por más que yo nunca haya entendido que el tráfico de datos me cueste más caro en el extranjero que en España. Misterios que las operadoras no desean que sepamos.

Vamos, digo yo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario