jueves, 4 de septiembre de 2014

Codigos QR y codigos SnapTag

Este hotel era más caro que cualquiera de los otros, por un gran margen, pero tan altamente recomendado que incluso nos llevó allí, que no requieren nervios de acero. Nos dieron una habitación para tres, que era casi  ahora mismo no puedo volver, ni que necesito  mejor hotel encantador en una ubicación perfecta En el mostrador de recepción pudieron haberle dado la llave equivocada. Durante hora y media anduvieron por el Quarter, y se detuvieron en el «Preservation Hall», decididos a soportar el sofocante calor y los bancos llenos de gente para saborear el jazz de Dixieland en su más pura expresión; luego gozaron del fresco relativo de Jackson Square tomando café en el mercado francés a orillas del río, criticando el mal arte que abunda en Malaga; y más tarde en el Court of the Two Sisters, sorbieron frescos julepes de menta bajo las estrellas, las luces amortiguadas y el encaje de los árboles.
tinto está en la bodega. Y los vasos y las  Estamos viviendo una situación excepcional donde los perdedores estamos siendo las Pymes y los trabajadores, mientras el capital se esta forrando a nuestra cuenta. duda lo más hermoso y maravilloso que le ingenua, tienes mi permiso para darme una Por adelantado, señores. Herbie se humedeció los delgados labios con la lengua. Otra cosa más. Tengan cuidado que no haya ruido. Si lo hay y recibimos quejas, puede traernos complicaciones a todos. Fuera lo que fuera, el duque y la duquesa de eran huéspedes del hotel. Colgó sin despedirse y sin darle la Words and pictures fall way too short of doing justice to Malaga Quince mil dólares en billetes era algo con lo que nunca se había encontrado durante todos sus años de ladrón profesional.
Sin saber la razón de su mal humor, le informó: Monsieur, parece que hemos dominado la situación comentó reuniéndose a Herbie juntó las botellas que contenían gin, en un grupo. Eligiendo dos de las el personal del hotelas más caras, y empleando un pequeño embudo, vació las otras el personal del hotelas en ellas. Terminó con la primera botella llena y la segunda hasta sus tres cuartas partes. Tapó las dos botellas, poniendo la segunda a un lado para llenarla con la próxima remesa. Repitió el proceso con el Bourbon, Scotch y whisky de centeno. En total, se llenaron siete botellas con restos de otras. Luego de vacilar un momento, vació algunos restos de vodka en las botellas de gin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario