viernes, 23 de mayo de 2014

Las nuevas cerraduras electronicas

Tal y como ha ocurrido en muchos otros sectores, en el de cerrajería se ha producido en los últimos años una significativa evolución, por no decir toda una revolución.

Desde aquellas primeras cerraduras que se inventaron hace ya siglos, hasta los modernos sistemas de seguridad y cierres que todos conocemos hoy, ha llovido -mejor diluviado- una barbaridad.

A consecuencia del desarrollo tecnológico con el que contamos en la actualidad, los cerrajeros no han tenido más remedio que ponerse al día y actualizar y ampliar sus conocimientos técnicos para prestar sus servicios de manera efectiva. Es una de esas profesiones la de cerrajero, en las que nunca se acaba de estudiar y de aprender.

Cualquiera entiende que no es lo mismo, por ejemplo, reparar, mantener, abrir o instalar una cerradura de las clásicas que todos hemos usado alguna vez, con una de esas llaves de toda la vida, que llevar el mantenimiento de cerraduras electrónicas con tarjetas (tan normales ya en los hoteles), de sistemas de seguridad y control biométricos (escaneo de huellas digitales o iris para autenticación de usuarios, por ejemplo), y otros muchos sistemas de seguridad muy complejos.

Como se suele decir: mucho han cambiado los tiempos. Y los cerrajeros de hoy han de adquirir conocimientos que hace unos años eran impensables y ni siquiera podían ser planteados en la realidad del día a día.

Mi amigo Pepe el cerrajero maño, lleva años trabajando en ese sector en una población turística con un importante número de hoteles. El mantenimiento de tantísimas cerraduras electrónicas (pues es el sistema instalado en las puertas de todas las habitaciones) le supone la necesidad de dedicarse en exclusiva a esta materia. De hecho, en los dos últimos años ha tenido que incrementar su plantilla de trabajadores y, a veces, ni siquiera así dan abasto.

A mi amigo cada vez le resulta más difícil sacar un poco de tiempo libre para sí mismo, y conseguir tomarse una cerveza con él, es prácticamente imposible, sobre todo en temporada alta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario