martes, 15 de abril de 2014

Las entrevistas en los hoteles

Tal vez sea por las películas, pero los hoteles tienen un aura de fascinación que no tienen otro tipo de establecimientos sean de lo que sean o se dediquen a lo que se dediquen. Es un encanto, una gracia un no se qué, que sólo lo tienen los hoteles. Y por supuesto que siempre que puedo me paso por todos los que pillo, tanto a eventos, conferencias, charlas, seminarios, exposiciones, y como no, a entrevistas de trabajo, como la última que estuve que era para Signo Editores y la verdad que estuvo bastante bien, pues tanto las condiciones como el horario y el sueldo que ofrecen a sus comerciales, son pero que muy tentadores.

Los candidatos hicimos la entrevista después de una entrega de premios que hubo para los ya trabajadores de la empresa, y he de decir que se comportaron bastante bien con ellos. Me recordó a las palabras de Henry Ford cuando subió el sueldo a sus empleados, para que así pudieran adquirir los coches que ellos mismos fabricaran. Gran familia la de los hermanos Ford, Henry con los coches, John con el cine y Roque con los quesos. De ellos he de volver a hablar en una próxima entrada.

Volviendo a la entrevista de trabajo con la editorial Signo Editores, me pareció sobre todo sincera. Es un trabajo duro, que requiere de personas a las que les apasione el trato con la gente, y que a cambio tiene flexibilidad total en prácticamente todo, desde horaria hasta salarial. Cada trabajador puede ganar tanto como quiera, y cualquier idea es valorada por la empresa, no como en otros trabajos donde los jefes mandan y los trabajadores obedecen sin rechistar.

Más que un trabajo, lo veo como hacer u organizar algo entre un grupo de amigos.

¡Y así cualquiera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario