domingo, 3 de julio de 2011

El poder de distribucion de algunos operadores

El rostro del hotelero estaba serio, así como los de los otros dos hombres, que lo acompañaban. estudió a los tres con cuidado, y a primera vista supuso que el segundo y tercer hombre eran policías. En seguida se tranquilizó pensando que esta idea era producto de su demasiado activa imaginación. Si el hotel pudiera elegir, preferiríamos que no hubiera publicidad respondió juguetes, así que un respeto. Tener tantos en el caso de que tuviese memoria fotográfica Este es un hotel maravilloso y tuvimos un descanso perfecto. La bienvenida que nos dieron era preciosa. El hotel es precioso y tranquilo en un lugar maravilloso con la más impresionante vista de las montañas. también era fantástica relación calidad-precio. La comida es excelente tanto para el desayuno como para la cena. Muy recomendable.
preguntó: Dos pisos más abajo del nivel de la calle, en el cuarto de control de máquinas, mecánico estable de tercera clase, dejó a un lado un ejemplar en rústica de la Greek Civilization de Toynbee, y terminó un sandwich con manteca de cacahuete que había empezado a comer. Las cosas habían estado tranquilas durante la pasada hora y pudo leer con intermitencias. Había llegado el momento de hacer un recorrido final de inspección por los dominios de los mecánicos. El zumbido de la maquinaria lo saludó cuando abrió la puerta del cuarto de control.
No estoy autorizado, por el momento, a contestar a la segunda pregunta. El hombre llamado de Iowa, que había caído en la treta más antigua en Bourbon Malaga, estaba por fin dormido. Al principio había aguardado a la rubia de amplias caderas, con esperanza; luego, a medida que pasaba el tiempo, éstas empezaron a disminuir, a lo que se añadió la poco agradable sensación de haber sido timado. Al final, cuando sus ojos no pudieron permanecer abiertos por más tiempo, se dio vuelta y cayó en un profundo sueño alcohólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario